Lo Inefable



2. Fugue

Fugue representa en este proyecto la muerte como destino inevitable. Esta fuga es una verdadera obra maestra compositiva de gran profundidad. Uno de los comentarios más hermosos que he escuchado sobre ella es la sugerencia del pianista Josep Colom de que el sujeto principal (el motivo melódico principal de la composición y que aparece a lo largo de la obra en diferentes versiones) es inmutable y preciso como los relojes y juguetes mecánicos que Ravel era aficionado a coleccionar. Como contrapunto, el contrasujeto (el otro motivo que protagoniza la fuga) teje sus melodías alrededor del sujeto expresándose de una forma más libre, fluctuante, íntima y subjetiva. En este sentido, el sujeto de la fuga podría alegorizar el inexorable rigor del tiempo sobre el que se desarrolla el contrasujeto que contiene el dolor de la experiencia.

El vídeo muestra las fosas comunes donde se entierran a los caídos en combate. También pueden verse soldados franceses detenidos por sus compatriotas, de los cuales más de 500 fueron ejecutados por cargos de deserción y amotinamiento. Durante las batallas de Verdún y del Somme la comandancia del ejército francés ordenó acatar estrategias militares suicidas que provocaron oleadas de desobediencia masiva entre los soldados.

Junto a la fuga se pueden leer unos pasajes de Tierra baldía de T. S. Eliot. Este poema de más de cuatrocientos versos rompe con toda expectativa narrativa: es un oscuro compendio de referencias de diversas religiones, países, obras literarias de todos los tiempos, guiños culturales e incluso viñetas de la vida contemporánea, entramados en un discurso poético que imprevisiblemente cambia la voz del narrador, el marco espacio-temporal e incluso el idioma. El único hilo común es la angustia y la muerte. Tierra Baldía es una obra maestra de la literatura modernista que bien podría considerarse un libro del Apocalipsis moderno.