Premonicion



2. Le vent dans la plaine

El título de Le vent dans la plaine proviene del epígrafe que encabeza el primer poema de la colección Ariettes Oubliées (1872) de Paul Verlaine, que a su vez toma prestada la cita «el viento sobre la planicie, contiene su aliento» de la opereta de Charles-Simon Favart Ninette à la cour (1755). Es curiosa la referencia a este par de versos dentro de la copiosa obra de Favart, aunque quizás la explicación de tal elección sea que éstos revelan la idea central de la opereta: Ninette, una chica de pueblo es invitada a la corte, donde la pompa de palacio la deslumbra; sin embargo, pronto se desengaña al darse cuenta de que el aparente esplendor no es sino una cortina de hipocresía tras la cual se esconden las intenciones egoístas y los intereses enfrentados de unos cortesanos que deben competir por el favor del rey para asegurar su supervivencia.


Asocio la desilusión de Ninette y la energía electrificante del preludio al caso Dreyfus, un episodio clave en la historia de la nueva III República Francesa (1870-1940). Alfred Dreyfus, un oficial judío del recién profesionalizado y democratizado ejército francés, es acusado falsa pero oportunamente de alta traición. El caso Dreyfus fue utilizado políticamente como punta de lanza en la disputa sobre quienes podían legítimamente gozar de la plena ciudadanía francesa, y en el debate sobre a qué ciudadanos se podía confiar la seguridad militar nacional (anteriormente los judeodescendientes no gozaban de plena ciudadanía ni podían formar parte del ejército). Este suceso resultó ser vórtice de otras muchas controversias que la nueva república debía resolver y provocó una cadena de serios acontecimientos como la sonada orden de encarcelamiento de Émile Zola tras la publicación de J’accuse…! en la que el escritor denunciaba la corrupción política e institucional francesa. La sentencia contra Zola en base a sus ataques contra el Estado Mayor, puso en tela de juicio ante toda Europa la censura que ejercía un gobierno que se autodefinía democrático y que se jactaba de haber liderado mundialmente los cambios sociales preconizados por la Revolución francesa.