Aforismos



7. Visión Fugitiva n.º 19 (Rusia, 1915-1917)

La guerra también empobreció en demasía a la población rusa, que se vio, al igual que en Alemania, instigada a participar en un levantamiento revolucionario. En 1917, Sergei Prokofiev se encuentra en Petrogrado (actual San Petersburgo) cuando estalla la Revolución de Febrero. El compositor testifica en su autobiografía que en la «Visión Fugitiva n.º 19» intentó capturar el tumulto que se vivió en las calles de Petrogrado.


Aunque el zar abdicó tras la Revolución de Febrero, el nuevo gobierno revolucionario no se estableció hasta la Revolución de Octubre, la cual fue irónicamente auspiciada por el propio káiser alemán. Guillermo II había sido convencido por Alexander Parvus, un socialista revolucionario ruso-alemán, de que propiciar una revolución socialista en Rusia sería la estrategia militar más acertada para velar por la seguridad de Alemania debido al posicionamiento pacifista de los bolcheviques rusos. Alentado por las palabras de Parvus y por la idea de que los aliados se verían privados de su alianza con Rusia, el Káiser proveyó a Lenin y a otros camaradas bolcheviques de diez millones de marcos y de un vagón blindado que les permitieron viajar sanos y salvos desde Suiza hasta Rusia para liderar la exitosa Revolución de Octubre.